Página principal | Blogs | Luis Royo | Sombras pasajeras

Sombras pasajeras

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

‘Cincuenta sombras de Grey’ no es sólo el título de un libro que inicia una trilogía de gran éxito comercial en España y tantos otros países. Es también una moda que, como tal, se disipará en unos meses o incluso semanas. Prueba de ello es la chirigota que este año uno de los grupos de Cádiz ha dedicado al ‘best-seller’, sirviéndose -con el tradicional desparpajo gaditano- de una letra que invita a los lectores de E. L. James a reconocer que han comprado el libro no por su aporte cultural, sino por las escenas eróticas que tanta fama le han proporcionado. No reproduciré las estrofas, al ser Youtube un invento fantástico.

Cada año las chirigotas se inspiran en los temas de conversación que están en la calle en los días previos a carnaval, sean televisivos, deportivos, políticos o de otra índole. En este ambicioso 2013, el turno no ha sido exclusivamente para Bárcenas y otros ‘hashtags’ y temas polémicos que dentro de 365 días no ocuparán ni la tercera parte de las páginas y minutos que hoy les dedican los medios de comunicación. ‘Cincuenta sombras de Grey’ ha sido también el motivo de una chirigota porque es ‘la novela que hay que leer hoy’, y no dentro de tres años; al igual que sucede con otros libros de su club. Un lector que hoy desenfundase ‘El código Da Vinci’ en el transporte público quedaría como un perfecto desfasado literario. ¿Es que no leyó a Dan Brown en su día, cuando había que leerle? 

Ser ‘best-seller’ no significa ser una porquería literaria, pero ser un fenómeno cultural efímero implica romper con aquella vieja aspiración artística de crear obras que perduren en el tiempo, que en un futuro sean reconocidas y alabadas especialmente por su calidad. Parte de la cultura de masas se está convirtiendo, para bien o para mal, en una cadena de productos de usar y tirar. Nacen, crecen y se olvidan, o directamente se mueren. Introducción, nudo y desenlace. Proceso de escritura, márketing en medio mundo y relevo al siguiente fenómeno literario, que también entrará en el club de los desfasados, aunque sea sin chirigota. 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00