Página principal | Blogs | Luis Royo | Crisis y feria

Crisis y feria

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Hasta el siete de abril, puestos de catorce librerías acaparan la atención de miles de zaragozanos que pasan por la plaza de Aragón. La novena edición de la Feria del Libro Viejo y Antiguo sigue adelante, y quién sabe si no contribuye a ser un respiro esencial en la Comunidad para un sector -el de los libros- que forma parte a su vez de otro sector -la cultura- que las está pasando canutas, como tantos otros, en los tiempos que corren. Véase el aumento del IVA que tanta polémica ha despertado, aunque no afecte al libro convencional y sí al e-book.

A falta de conocer la valoración final de los organizadores, no hay más que pasearse por el lugar para comprobar cómo, especialmente cuando el tiempo acompaña, mucha gente para, mira y compra aunque sea publicaciones extraordinariamente baratas. ¡Oh, milagro! La feria ha tenido lugar este año, a pesar del descenso del consumo, de esa sombra latente e impredecible del libro electrónico y de los recortes aplicados sobre múltiples iniciativas culturales en las que las arcas públicas tienen que echar una mano o dos.

No tengo ni la más remota idea de cuánto dinero ha podido costar colocar los stands en el centro de Zaragoza y, si es que ha sido así, el traslado de los libreros que han venido de fuera de la ciudad. No obstante, intuyo que no hablamos de cantidades millonarias e incluso aceptables en, como en círculos políticos se dice, la coyuntura económica actual. La crisis podría haber sido la excusa perfecta para no hacer nada. Pero no ha sido así.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00