Página principal | Blogs | Luis Rubio | El Ebro y La Romareda: ¡Perdón! No entiendo nada

El Ebro y La Romareda: ¡Perdón! No entiendo nada

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Tan solo por saberlo. No quiero entrar en los derechos de uno y de otro pero si que me pregunto si este es el momento adecuado... Tan solo por saberlo. No quiero entrar en los derechos de uno y de otro pero si que me pregunto si este es el momento adecuado...

Soy abonado del Real Zaragoza desde los años 70. Mi número de abonado, en la actualidad, si no me equivoco porque no tengo el carnet delante, es el 719 lo que equivale a decir que llevo muchas décadas apoquiñando -y encantado, por cierto- para sacar adelante al club de mi vida. Yo tuve que pagar -a fondo perdido, ojito al dato- para pasar de infantil a general de pie. Un detalle...

He conocido muchas cosas como fiel seguidor de mi equipo desde la grada: descensos, ascensos, títulos nacionales o europeos... hasta que llegó el momento de dedicarme a esto del periodismo. Más de treinta años me contemplan lo que equivale a más de media vida laboral.

¿Por qué digo ésto? Muy sencillo. No entiendo nada.

Lo primero: El CD Ebro quiere jugar en La Romareda la próxima temporada. Los de La Almozara, a quienes les viene justo para completar la mitad de aforo del campo del Carmen -medio millar de espectadores- en sus partidos de liga busca un crecimiento exponencial en la instalación de Eduardo Ibarra. Derecho -estamos ante una instalación municipal- tienen, es evidente pero... ¿es una solicitud lógica y ajustada a mercado? ¿Es este el momento adecuado para dar este paso con el Real Zaragoza peleando para salir de la zona baja de segunda?

Lo segundo: El presidente del Real Zaragoza, el amigo Lapetra, asegura que el club "no tiene ninguna intención, ni considera ni va a considerar, ni está en el orden del día del Consejo de Administración, el valorar si el Ebro puede jugar o no en La Romareda. La Romareda es el templo del zaragocismo y no vamos a perder más tiempo en hablar de este asunto”. Peligrosas palabras que hablan de indignación en el club blanquillo pero desde una prepotencia que no va a ser bien interpretada por los ciudadanos.

Desde luego que la vieja y querida Romareda es el templo del zaragocismo. ¡Hasta ahí podríamos llegar! ¡Naturalmente! Pero... ¿tiene el Real Zaragoza la potestad de decidir que hay que hacer con un estadio que no es suyo? ¿Se está abonando el canon de uso de la instalación?

Podemos discutir lo que sea menester. Los derechos de unos y de otros; aspectos económicos, deportivos, emocionales, sentimentales, políticos... se puede hablar de todo.

En el Real Zaragoza se contempla desde la más absoluta indignación la solicitud de los arlequinados. Considera la propiedad que tras poner mucho dinero en la salvación del club, esto es una puñalada por la espalda. Un torpedo interesado a la línea de flotación zaragozana.

Además -y estarán ustedes de acuerdo conmigo- este es el peor momento en la historia del Real Zaragoza para tratar de este asunto...

Esto tan solo se solventa desde el diálogo pero ya les garantizo que no va a existir.

Desde algunos sectores se asegura que la actual propiedad salvó al Real Zaragoza de la desaparición hace 3 años pero que eso no les da patente de corso para nada cuando se habla de una propiedad de todos y cada uno de los zaragozanos aunque no les guste el fútbol.

Mal asunto, desde luego. Insisto: sea como fuere, estamos ante el peor momento para tratar de este asunto. Y eso, a mi al menos, me da que pensar...

 

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0