Página principal | Blogs | Luis Rubio | En categoría profesional, los experimentos, con gaseosa...

En categoría profesional, los experimentos, con gaseosa...

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
FOTO LFP.ES FOTO LFP.ES

¡Qué ganas tengo de que termine esta temporada de locos! ¿Y usted?

¿Un punto sumado o dos perdidos? Ese es el dilema. Esa es la pregunta que todos los zaragocistas nos hacemos tras el empate a dos en Almería.

La respuesta es sencilla: hemos sumado un punto porque eso dicen las matemáticas. Los dos perdidos no dejan de ser estimaciones sobre un resultado que aparecía en el marcador en el minuto 6 de un partido que dura 90 minutos más el añadido. O, lo que es igual, especulaciones. ¿Qué estuvo de cara el choque para sumar los tres...? Pues si, pero esto es el fútbol. No perdamos la perspectiva.

Sigue sumando puntos Láinez en cada partido. Lleva tres encuentros con cero derrotas y cinco puntos sumados, lo que, habida cuenta la plantilla con la que cuenta, me parece un verdadero hito.

No, no estuvo fino el preparador aragonés en el planteamiento del encuentro ni en el manejo de los tiempos del partido, pero eso no quiere decir que no tenga su parte de mérito a la hora de sumar un puntazo con semejante cuadrilla de futbolistas sin gasolina, sin chispa y sin coraje. Tiene mérito sumar con un plantel que no sabe competir y esa es la herencia de Juliá -terrible Narciso- y de Milla y Agné.

Espero que don César sepa aprender de sus errores... porque dirigir los destinos de un Real Zaragoza no es lo mismo que afrontar los partidos de tercera en esos campos de Dios de nuestra territorial. En categoría profesional, los experimentos, con gaseosa...

Lo de Casado y Feltscher no se debe repetir. Son dos futbolistas de corte mediocre que no están llamados a estos retos. Espero -creo que, dados tus conocimientos- lo habrás sabido captar- que Dongou no está para la causa, y que contar con su concurso es condenar a tu equipo a jugar con diez...

Almería se saldó del modo más positivo posible habida cuenta las limitaciones y carencias de tu plantilla. Un grupo sin gasolina que sufre en las segundas partes y que no sabe lo que es competir. Ahora se trata de ganar, al calor del hogar, a un Mallorca que sabe que si pierde aquí, tras empatar ante el Nástic en casa, tiene pié y medio en segunda B. Vendrán como lobos. A ver si evitamos ser la presa.

Por cierto: mantengo mi fe en Láinez. Es la mejor de las soluciones al inmenso problema que nos ocupa.

¡Qué ganas tengo de que termine esta temporada de locos! ¿Y usted?

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0