Página principal | Blogs | Luis Rubio | El sueño se disipó. ¡Bienvenidos a la desesperante realidad!

El sueño se disipó. ¡Bienvenidos a la desesperante realidad!

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Esa es la pregunta que nos hacemos los zaragocistas tras pinchar en hueso ante el Getafe. ¿Y ahora, qué?. FOTO J. FERNANDEZ Esa es la pregunta que nos hacemos los zaragocistas tras pinchar en hueso ante el Getafe. ¿Y ahora, qué?. FOTO J. FERNANDEZ

Veamos: Dejando aparte las normales aspiraciones de la masa social, ávida de conquistar retos, y dando por sentado que no soy nadie para cortar la dinámica de los sueños en positivo de los blanquillos, lo que es evidente es que estamos, más o menos, en el mismo lugar en el que estábamos antes de comenzar el partido.

Con cinco puntos sobre el descenso y seis jornadas para culminar la aciaga campaña, el objetivo tiene que ser, tal y como vengo afirmando en Cafe con Goles y en Pisando Área, en Radio Ebro, ganar el siguiente partido, en este caso, ante el Reus de Nacho González. Tres puntos más...

A este Real Zaragoza, que ha firmado durante el curso los peores números de su historia y que tan solo aspira a la permanencia, hay que exigirle que sume las dos victorias necesarias para totalizar los 52 puntos que le darán la permanencia. Hay que ganar dos partidos. Nada más. No confiemos la suerte a sumar 50 porque hay cinco antecedentes que demuestran que con esa puntuación, te vas a segunda B.

Era muy complicado -aunque, insisto, respeto a todos aquellos que miraban hacia arriba movidos por su sentimiento zaragocista- solventar, de la mano del acertado Láinez, la torcida situación clasificatoria del equipo. Los 45 (ahora 47) goles encajados; los puntos perdidos en casa; las 13 derrotas (ahora 14) eran argumentos imposibles de superar por una plantilla que no sabe competir y que está firmando -y sumo las etapas de los tres técnicos que han dirigido la nave hasta la fecha- su peor devenir en 85 años de historia. De récord, vamos...

Si les parece, ganemos los 4, 5 o 6 puntos precisos para apartar -no olvidar, porque hay que extraer conclusiones a futuro- esta asquerosa campaña en la que los zaragocistas han puesto a prueba su amor por unos colores a los que adoran. Certificamos la salvación y le damos la última oportunidad a un consejo de administración que ha demostrado una incapacidad manifiesta a la hora de gestionar la senda deportiva, la más importante, se diga lo que se diga, de un club de fútbol.

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0