Página principal | Blogs | Luis Rubio | Solo en cinco estadios de primera se superó la entrada en La Romareda ante Osasuna

Solo en cinco estadios de primera se superó la entrada en La Romareda ante Osasuna

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Con este caudal humano; con esta afición... ¿qué hace el club aragonés en segunda? Es incomprensible... Ahí tienen los datos. Foto J. Fernández Con este caudal humano; con esta afición... ¿qué hace el club aragonés en segunda? Es incomprensible... Ahí tienen los datos. Foto J. Fernández

Los 22.679 espectadores que -oficialmente, dejemos la polémica al margen- se dieron cita en la vieja Romareda este pasado domingo para el duelo ante Osasuna, tan sólo fueron superados en cinco estadios de primera. No está nada mal si tenemos en cuenta que hablamos de la segunda división aunque las cifras se empeñan en demosstrar que el club aragonés es de primera y que es algo impropio que milite en segunda mientras en la élite se citen entidades de muchísimo menos fuste, calado y respuesta.

Les cuento: desde luego que los 22.679 espectadores fueron récord en segunda. En esta oportunidad, el Molinón se quedó en apenas 21.206. El Heliodoro, tercer estadio con más asistencia, se plantó en 12.289 y Los Cármenes en 11.704.

El Carranza -algo desinflado por los resultados de los amarillos- no sobrepasó los 11.700.

El Arcángel, en esta jornada, se quedó en 9.672; en Almería no pasaron de los 7.300 y en el Belmonte se registraron algo más de 6.500 seguidores del queso mecánico. El resto de afluencias fueron casi simbólicas: 2.700 en Reus; 2.100 en Alcorcón y menos de 1.800 en el Mini Estadi culé.

Vamos a comparar en primera. Dejemos a los grandes... En La Romareda hubo bastantes más aficionados que en el campo del Espanyol -19.300-; muchos mas que en el estadio de Gran Canaria -16.000- y que en el Coliseo -15.300- pero las diferencias se convierten en abismales cuando las comparamos con los registrados en Montilivi (9.900) o con los 5.100 de Ipurúa. De hecho, se estuvo a punto de sobrepasar los 23.900 de La Rosaleda.

Y dejemos de lado el 2,7% de share que registró el encuentro en la pequeña pantalla, con 446.000 espectadores. El Real Zaragoza es de primera. Los daros lo atestiguan, lo confirman. Ahora es el momento para que, cinco años después, los jugadores y su entrenador están a la altura de una afición que se merece volver a tocar el cielo. De una vez.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0