Página principal | Blogs | Luis Rubio | Pedir humildad al zaragocismo es incalificable

Pedir humildad al zaragocismo es incalificable

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia de la entidad? Foto RZ.TinoGil ¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia de la entidad? Foto RZ.TinoGil

La comparecencia de Lalo Arantegui, esta mañana, en la ciudad deportiva, ha resuelto pocas dudas de los seguidores blanquillos. El director deportivo no ha aclarado ninguna pregunta existencial de la masa social del club aragonés. Sus explicaciones, que hubieran sido perfectas y muy adecuadas hace unos cuantos años,  cuando el club cayó defenestrado a segunda, ahora no convencen a nadie que no viva en los mundos de Yupi. Todo muy bonito. Incluso precioso: proyecto, entrenador de futuro, plantilla de posibles... gente de la casa, jugadores jóvenes, paciencia... Lo malo es que estamos en plena competición y corremos el riesgo de despeñarnos en la zona baja de la tabla. Y, mientras tanto, la propiedad sigue poniéndolas y los aficionados sufriendo bofetada tras bofetada.

De entrada, es una enorme barbaridad que Lalo pida humildad a la masa social. ¿Humildad? ¿No es suficiente ejercicio de humildad llevar cuatro años y medio en segunda, soportando -estoicamente, por cierto- plantillas indecentes y entrenadores de medio pelo? ¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia de la entidad? ¿Cómo se puede ser más humilde? Haría bien el director deportivo en explicarlo a la afición, porque creo que se nos escapa el concepto...

Dice Lalo que por su cabeza no ha pasado cesar al entrenador. Muy bien... sus teorias son diferentes a las de parte de su consejo de administración que no creen en Natxo y hasta aquí puedo leer.  Y sobre esa declaración de fé ciega ya veremos si -Dios no lo quiera- este Real Zaragoza se encalla en las malas sensaciones y en los pésimos resultados. Ya veremos cuando le llamen a capítulo y se le exponga -insisto, ojalá no sea necesario!- que debe proceder a cambiar de timonel de la nave. Esto es fútbol y el que caerá será Natxo. Ley del pelotón.

Y sobre eso del proyecto plurianual... que les explique a sus jefes que deben de seguir poniendo millones de euros que el objetivo llegará en dos, tres o cuatro campañas. ¿Qué le dirán?

Quiero creer en Lalo. Quiero creer en Natxo... pero lo tengo difícil. Todos sabemos que es imposible vaticinar lo que va a pasar en este mundo del fútbol pero debemos de sacar conclusiones de lo vivido en estos años en segunda. El cambio de entrenador no garantiza nada. De algo deberá servir la experiencia acumulada. Paciencia. Dejemos trabajar pero ¿hasta cuando? Quien sabe... es el balón quien decide. La plantilla me gusta, me convence... pero habrá que sacarle el jugo.

Termino como empecé. Me parece indecente pedir humildad al zaragocismo. Señor Arantegui... espero que su salario sea también humilde tal y como procede a la situación. El zaragocista paga, por su carnet, una cifra que no es humilde precisamente. La ley del embudo será para todos. ¿no?

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

2.33