Página principal | Blogs | Luis Rubio | Respeto, por favor

Respeto, por favor

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Respeto, por favor

El zaragocismo se ha caracterizado, de un tiempo a esta parte, por estar poco unido...

En la política y en el fútbol, cada ciudadano es un juez. Todos tenemos nuestra opinión y mantenemos nuestro criterio a pica y espada. En política podemos ser de centro, de izquierdas, de derechas o de ninguno pero defendemos nuestros argumentos -los que sean- con nítida coherencia. Estamos seguros de que nuestras preferencias son las mejores. Para nosotros y para todo el mundo.

En el mundo del pelotón es lo mismo. Por ejemplo: el Real Zaragoza. O somos de Popovic o lo detestamos; somos de Álamo o lo quisieramos ver de regreso en Huelva; somos muy de Galareta o lo consideramos un paquete; ¿Bono o Alcolea?; Pedro... ¿si o no? Así son las cosas. Cada zaragocista tiene todo el derecho a opinar y cada opinión vale lo mismo que la del vecino de localidad o del amiguete del bar. Desde el respeto, todo es válido. Suelo decir, en mis peroratas radiofónicas, que no existe el pensamiento único. Cada cual tenemos nuestra opinión y no tiene porque ser ni más acertada ni más equivocada que la del escuchante. Todos aportamos. Como debe de ser.

Respetémonos. El zaragocismo se ha caracterizado, de un tiempo a esta parte, por estar poco unido. Esa desunión, por ejemplo, fue determinante para que Agapito permaneciera en la SAD dos lustros o, también, para que no tengamos campo nuevo.

Se acerca el final de temporada. Y da lo mismo que entrene el serbio o uno de Alfocea; que juegue Bono o Whalley y que Lolo sea central o mediocentro. Son los nuestros y nos jugamos demasiado para perder el tiempo en guerras fraticidas.

Tiempo tendremos, en junio, de recuperar las picas, las espadas e, incluso, los arietes.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0