Página principal | Blogs | Luis Rubio | ¿Rubí? ¡Hombre, Narcís...!

¿Rubí? ¡Hombre, Narcís...!

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
¿Rubí? ¡Hombre, Narcís...!

Les decíamos hace unos días que, tras dar su placet, era normal y lógico que Juliá ya tuviera el técnico para suplir a Milla. Y lo tenía, según se ha sabido ahora.

Era Rubí el elegido, con las cantidades pactadas y las condiciones y cláusulas estipuladas, pero, a la hora de la verdad, el de Vilassar se negó a asumir el mando en plaza en La Romareda.

En los mentideros futbolísticos se apuntaban nombres y más nombres para suplir a Luis Milla: JIM, Pepe Mel, Caparrós, Luis García, Baraja... pero, ciertamente, ninguno era el elegido.

Les confesaré que al consejo no le gustaba demasiado la opción pero era cuestión de aceptarla o propiciar la salida de Juliá del club. Se iba a ir. Y eso era la peor de las opciones según pensaban en la planta noble del Real Zaragoza. Por eso se forzó la situación. Querían convencer al barcelonés pero no fue posible. Ni con razones pecuniarias encima de la mesa.

No estén tristes. Creo -sinceramente- que lo que ha sucedido es lo mejor que le podía suceder al Real Zaragoza. No me convence, personalmente, Rubí. No me gusta su perfil, no me convencen sus prestraciones. Estimo que estábamos ante más de lo mismo. Y, además, hemos visto hasta donde llega su compromiso... antes de empezar.

A ver si Juliá se esmera un poquito mas y consigue convencer -por lo civil o lo criminal- a un entrenador con prestaciones, que aglutine al zaragocismo, que sea capaz de aunar sentimientos y que saque el látigo ante una plantilla a la que hay que exprimir -no creo que sea tan mala como dicen- para sacarle el jugo que nos lleve a la zona alta de la tabla clasificatoria.

Eso si, estimado Narcís: ¡espabila! Tras Carreras y Milla, no puedes poner sobre la mesa la candidatura de Rubí. ¿No conoces a tu afición? Pues eso, a ver si nos enteramos, de una vez, que estamos en segunda y que hay que subir o, al menos, intentarlo. Y no solo hablo de entrenadores, también de jugadores que, en esa área, tampoco estás demasiado fino...

 

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0