Página principal | Blogs | Luis Rubio | Popa, Bagnack y Morán... y los dos puntas

Popa, Bagnack y Morán... y los dos puntas

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
FOTO LFP.ES FOTO LFP.ES

Más allá de la crónica del partido, que ustedes podrán leer en este mismo medio, han quedado claras y patentes varias aseveraciones que se convierten en certezas y que quiero analizar en este artículo.

Quizá la más indiscutible es que tenemos un gravísimo problema en el centro de la zaga, un problemón que viene de la mano de una pésima planificación por parte de Narcís Juliá, director deportivo del club. Con Silva y Cabrera como únicos futbolistas con nivel, visto lo visto, para defender la posición, el agujero que hay detrás es colosal.

Popa no cuenta -¡cómo debe de estar el rumano para no entrar ni en las convocatorias con la situación límite que se vive!- y Bagnack no sirve. El camerunés, cada vez que salta al terreno de juego, diseña alguna emboscada al equipo. Si lo tendrá claro Agné para poner a José Enrique de central diestro... En enero hay que solucionar este dilema por la vía rápida.

No se puede desvestir a un santo para vestir a otro. No se puede sacrificar la banda zurda, que la tenemos cerrada y dotada de profundidad, para tener dos problemas en lugar de uno. La solución es evidente: si no tenemos el recambio en la primera plantilla se busca en el filial. Agné lo sopesó y, al final, optó por colocar al valenciano en una posición antinatural confiando en su veteranía... y el experimento no salió bien, y no por la actuación del propio José Enrique sino por la presencia en el carril zurdo de un Casado que no ha mejorado sus prestaciones con el mes y pico de banquillo.

Otra reflexión que dejo ahí: si no se puede jugar con dos puntas no se juega. Con Edu García en la banda se juega mejor, se llega más y se defiende mejor. Se ocupa más espacio en el terreno de juego y se combina con mucha más fluidez...

Y una tercera... ¿qué sucede con Erik Morán? El vasco no cuenta para nada o eso parece. En unos días tendremos la solución a esta ecuación. Ros no estará en Cádiz por sanción... ese hueco, por lógica debería ser para Erik que es el único medio centro puro que queda tras la ausencia del navarro. En el Carranza veremos el desenlace de esta situación peculiar.

Por cierto, los que no cuentan no deberían seguir en el plantel en enero. Cesiones, bajas... o lo que sea menester, pero hay que dejar hueco -económico y deportivo- a soluciones que aumenten las prestaciones en todas las líneas, si es que queremos aspirar al ascenso, naturalmente.

Lo malo es que quedan tres jornadas antes de que Silva vuelva a estar disponible. Señor Agné, tal vez sea el momento de mirar al campo de al lado.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

4.00