Página principal | Blogs | Luis Rubio | ¡Esto es inaguantable! Imposible peor

¡Esto es inaguantable! Imposible peor

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Los números de este Real Zaragoza 16-17 son, francamente, indefendibles. Son espinas clavadas en el corazón del zaragocismo.  Foto LFP.es Los números de este Real Zaragoza 16-17 son, francamente, indefendibles. Son espinas clavadas en el corazón del zaragocismo. Foto LFP.es

Ellos mejor que nadie deben servir de punto de partida para la reflexión de los propietarios de la SAD. Es imprescindible tomar decisiones y hacerlo con celeridad y tino, dos virtudes, por cierto, que no han presidido ninguna de las determinaciones deportivas de la nueva propiedad desde hace tres años.

Tomen nota y saquen sus conclusiones. De entrada, a nivel de puntos y de clasificación es el peor Real Zaragoza del último cuatrienio, el del regreso a la segunda división, pero, además, presenta la peor defensa del campeonato, con 25 goles encajados. Peor que el farolillo rojo, que acumula 22, o que el Numancia, que ha encajado 23 o que Elche y Mirandés, que totalizan 24.

De los diecisiete partidos jugados, este Real Zaragoza tan solo ha ganado cinco, lo que equivale al 29% del total, una cifra pírrica que explica la razón del despañamiento clasificatorio de los de Agné.

Si nos fijamos en las últimos cinco partidos jugados, el Real Zaragoza solo ha sumado 5 puntos. Solamente hay cuatro equipos con peor deriva que la aragonesa: Mirandés, Rayo, Córdoba y Reus que han acumulado 4.

Si será mala la dinámica del equipo que los 23 goles marcados -cuarto mejor ataque de la segunda división- solo han servido para ganar cinco partidos. El resto se han ido, directamente, por el sumidero.

Es imprescindible hacer algo desde ya, empezando por un técnico a quien no le deberá temblar el pulso y continuando por los inquilinos de la planta noble de Eduardo Ibarra, últimos responsables de este fiasco que debe soportar con estoicismo el aficionado blanquillo.

Esto es inaguantable.

Y, a pesar de todo, mantengo la llama de la esperanza. No se la razón ni el motivo pero es lo que hay.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00