Página principal | Blogs | Luis Rubio

Luis Rubio

Nov

21

2017

0
Comentarios

Pedir humildad al zaragocismo es incalificable

¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia de la entidad? Foto RZ.TinoGil ¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia de la entidad? Foto RZ.TinoGil

La comparecencia de Lalo Arantegui, esta mañana, en la ciudad deportiva, ha resuelto pocas dudas de los seguidores blanquillos. El director deportivo no ha aclarado ninguna pregunta existencial de la masa social del club aragonés. Sus explicaciones, que hubieran sido perfectas y muy adecuadas hace unos cuantos años,  cuando el club cayó defenestrado a segunda, ahora no convencen a nadie que no viva en los mundos de Yupi. Todo muy bonito. Incluso precioso: proyecto, entrenador de futuro, plantilla de posibles... gente de la casa, jugadores jóvenes, paciencia... Lo malo es que estamos en plena competición y corremos el riesgo de despeñarnos en la zona baja de la tabla. Y, mientras tanto, la propiedad sigue poniéndolas y los aficionados sufriendo bofetada tras bofetada.

De entrada, es una enorme barbaridad que Lalo pida humildad a la masa social. ¿Humildad? ¿No es suficiente ejercicio de humildad llevar cuatro años y medio en segunda, soportando -estoicamente, por cierto- plantillas indecentes y entrenadores de medio pelo? ¿No es suficiente ejercicio de humildad ser seguidor de un equipo que, en todo el 2017, solo ha ganado cuatro -¡cuatro!- partidos como local; ser seguidores del peor Real Zaragoza -números hablan- de los 85 años de historia

Nov

19

2017

0
Comentarios

O se gana al Reus, o Natxo será historia

Foto realzaragoza.com/TINOGIL Foto realzaragoza.com/TINOGIL

De puertas para afuera, tranquilidad... De puertas para adentro... la tormenta. Nadie en el club oculta la tremenda preocupación que invade hasta el último rincón de las oficinas de Eduardo Ibarra.

Natxo Arantegui sabe que tiene que buscar otro entrenador. Lo sabe porque es el fútbol quien pone y quita; quien da y niega razones y es el propio fútbol el que va a provocar. salvo milagro, que Natxo González haga las maletas.

Ha bastado un mes de competición para que el crédito del de Vitoria se haya esfumado. Se ha pasado del 'estamos orgullosos' que inundó las redes sociales tras el partido copero ante el Valencia al 'estamos avergonzados' y todo en tres o cuatro partidos. Y ésto no pasó porque si.

'Lo' del Alcoraz fue un traspiés demasiado grave como para que no dejara una profunda herida, que quedó medio cicatrizada tras vencer al Rayo, pero la terrible exhibición de pasividad, falta de ambición y de actitud de Almería ha rebosado el vaso de la paciencia de Lalo y los consejeros del club. Y, por supuesto, del zaragocismo.

No es un mal entrenador Natxo. No lo es. Tiene conceptos y conocimientos suficientes pero algo falla en su planteamiento.

Nov

17

2017

0
Comentarios

(3-0) Tres banderillas de castigo

En un partido bochornoso, terriblemente afrontado por un equipo sin alma, sin chispa y sin ideas, el Real Zaragoza resucita a un muerto dejaqndo en evidencia a jugadores y banquillo. Foto lfp.es En un partido bochornoso, terriblemente afrontado por un equipo sin alma, sin chispa y sin ideas, el Real Zaragoza resucita a un muerto dejaqndo en evidencia a jugadores y banquillo. Foto lfp.es

No es sencillo explicarles lo sucedido en el estadio almeriense. O tal vez si. Un Real Zaragoza de nuevo plano y extremadamente frágil, encajó una severa goleada de esas que dejan huella y cuya factura al cobro todavía no es calculable. Aún no.

En ningún momento, a lo largo de la contienda, dió imagen el ¿equipo? aragonés de la ambición que se le presuponía, de la agresividad que se esperaba. La alineación parecía la correcta, pero algo falla en este trasatlántico que amenaza con firmar un titanic. Ni Zapater, ni Guti, ni Febas supieron interpretar la supuesta partitura. Ni una sola jugada combinativa; ni una penetración por banda; ni un remate aunque fuera lejos de los tres palos... Una calamidad. En el descanso, el 1-0 que reflejaba el marcador -corto para los méritos locales y generoso para los deméritos forasteros- hacía temer lo peor. ¿Reacción? Ni en el campo ni en el banquillo.

Con Toquero sacrificado en banda -¿qué pintará el de Vitoria tan pegadito a la cal?-, con Borja desactivado, el Real Zaragoza era un inválido sonrojante.

Lo de la segunda parte tiene difícil explicación. Mientras Natxo parecía complacido con el espectáculo -Eguaras tardó un siglo en entrar

Nov

07

2017

0
Comentarios

Señor González: ¿Y si nos dejamos, por ahora, de ataques de entrenador?

FOTO J. FERNANDEZ FOTO J. FERNANDEZ

Desde luego que esta decimotercera jornada de la segunda no ha sido buena para el Real Zaragoza. La bofetada que ha significado la derrota -con claridad, justicia y sin paliativos- en El  Alcoraz va a dejar herida. Eso es seguro.

Natxo ha perdido parte de su crédito ante una afición que perdona todo excepto la cobardía y menos en este tipo de partidos, en los que hay en juego algo más que tres puntos. Para muchos ha dejado de ser intocable...

El Real Zaragoza perdió por 3-1 y ese marcador no deja de ser benévolo para con los méritos de un equipo y el otro. Un partido impresentable, en el que los chicos de Natxo rozaron el ridículo y avergonzaron a sus seguidores.

Es tremendo que, con la mejor plantilla del último lustro, Natxo haya sido incapaz de presentar batalla, por sus enormes errores tácticos, en El Alcoraz. El partido lo perdió él. Sin lugar a la duda. Un desastre total: desde la convocatoria, a la alineación y a la actuitud en el banquillo ante el peso de los acontecimientos. Se lució.

¿Sabía el míster cómo jugaba el Huesca? ¿Cuales eran sus puntos fuertes? ¿Cómo se podía afrontar el

Oct

30

2017

0
Comentarios

¿Botella medio llena? ¿Medio vacía? Tres reflexiones para extraer conclusiones

Hay cosas que son indiscutibles salvo que nos empecinemos en no querer verlas. Ahora, a por el siguiente rival. Y luego a por el siguiente y así sucesivamente. A ver si después de un quinquenio de bazofia nos asustamos ahora. Foto JF Hay cosas que son indiscutibles salvo que nos empecinemos en no querer verlas. Ahora, a por el siguiente rival. Y luego a por el siguiente y así sucesivamente. A ver si después de un quinquenio de bazofia nos asustamos ahora. Foto JF

Botella medio llena o botella medio vacía. Esa es la cuestión. Tras las dos últimas decepciones ligueras -trufadas, eso si, por la eliminatoria copera en la que los de Natxo dieron un buen nivel- el zaragocismo se debate entre estas dos opciones.  ¿Cómo debemos interpretar la situación del equipo aragonés? ¿Decepcionante, estancada, esperanzadora? ¿El equipo ha dejado de transmitir? ¿Se está más cerca del descalabro que de las posiciones de privilegio?

En un colectivo como el blanquillo, que vive angustiado por la terrible realidad de sus cinco años en segunda, no es cuestión menor hablar de miedos, alegrias, temores y esperanzas. Ni mucho menos. Muchas veces he escrito y he comentado tanto en Radio Ebro como en La15tv que en nuestra fabulosa afición no existen grises. Las cosas son o negras o blancas. sin matices. O el equipo aspira a jugar la Champions o es una piltrafa. El seguidor dicta sentencia sin paliativos. Sin anestesia. O la gloria o la mierda.

¿Y ahora, qué? Nos rasgamos las vestudiras o miramos al frente con fé. ?Tenemos equipo o es más de lo mismo? ¿Hay entrenador o es otro simulacro?. Reflexionemos.

Les cuento. Hay varias lecturas que considerar. De su análisis ustedes

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 next last total: 495 | mostrando: 1 - 5