Página principal | Blogs | Olivier Vilain | La insoportable levedad del deportista (no del futbolista)

La insoportable levedad del deportista (no del futbolista)

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Estimado Sancho: el pasado domingo, el deporte nos regaló una tarde sensacional, llena de emociones intensas y felices. La selección española de balonmano, tras un torneo inmaculado, se plantó en la final de todo un mundial para ganar con superioridad insultante a uno de los "cocos" de este maravilloso deporte: Dinamarca. Los chicos de Valero Rivera (entrenador y aragonés como refleja su dni) jugaron el que, según ellos mismos, fue el mejor partido de la historia del balonmano español y trajeron algo de alegría y autoestima a este maltrecho país, que encuentra en sus deportistas ya muy a menudo el consuelo temporal a una situación económico y social deplorable. El balonmano, amigo mío, es una disciplina durísima. Es contacto puro entre colosos, fuerza, habilidad e inteligencia en un deporte que, a su vez, es especialmente elegante. Y el trabajo de estos gigantes es diario, rudo y callado, los focos de los medios no les acompañan con la constancia del fútbol, el tenis o la fórmula 1. No se puede decir que estén "olvidados", porque las competiciones de balonmano tienen su repercusión en España, pero está claro que siguen en segunda línea.

¿Por qué te cuento esto, colega de andanzas? Pues simplemente porque su victoria, epatante y meritoria hasta lo más alto, fue el pasado domingo. Hoy es martes y su gesta ya apenas tiene seguimiento de los medios. Y es que el fútbol les ha pasado ya por encima 48 horas después de su efímero olimpo. A la vista, tres partidos de fútbol entre Barcelona y Madrid. Así que Messi, Cristiano, Mouriño y demás ya son portada cuando ni siquiera han jugado esos "clásicos". Me gusta el fútbol, como otros tantos deportes, pero me apena que el esfuerzo titánico de los jugadores de la selección española de balonmano, campeones del mundo por segunda vez en la historia, ya no sea más que un "breve" arrinconado en la prensa, en la sección "polideportiva". Es la insoportable levedad del deportista que no es futbolista. Cosas veredes.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00