Página principal | Blogs | Olivier Vilain

Olivier Vilain

Jul

29

2013

0
Comentarios

Al sol que más calienta

por

Estimado Sancho: de nuevo te pido disculpas por la ausencia de noticias. Reconozco que llevo varios meses ensimismado en la actualidad y es escaso el tiempo del que dispongo para menesteres personales, por mucho que me plazcan, como lo es contarte mis andanzas. Reconozco que te escribo por la desazón que me produce el día a día de estos tiempos, repletos de ponzoñas ajenas. Las informaciones de los medios de comunicación son una constante retahíla de imágenes de personas con trajes y aspecto pomposo entrando y saliendo de juzgados tras rendir cuentas de actividades poco lícitas. Mientras millones de personas han visto sus ritmos de vida truncados por el desempleo y los ajustes asendian a todo servicio necesario para las personas, nos vamos dando cuenta de que demasiados gestores han estado cruzando la línea del bien y del mal como quien cambia de acera para evitar el sol de agosto. Lo dicho, amigo Sancho, esto es tan triste que apenas queda una esperanza: que hayamos aprendido de esta situación para el futuro. Cosas veredes.

Ene

29

2013

0
Comentarios

La insoportable levedad del deportista (no del futbolista)

por

Estimado Sancho: el pasado domingo, el deporte nos regaló una tarde sensacional, llena de emociones intensas y felices. La selección española de balonmano, tras un torneo inmaculado, se plantó en la final de todo un mundial para ganar con superioridad insultante a uno de los "cocos" de este maravilloso deporte: Dinamarca. Los chicos de Valero Rivera (entrenador y aragonés como refleja su dni) jugaron el que, según ellos mismos, fue el mejor partido de la historia del balonmano español y trajeron algo de alegría y autoestima a este maltrecho país, que encuentra en sus deportistas ya muy a menudo el consuelo temporal a una situación económico y social deplorable. El balonmano, amigo mío, es una disciplina durísima. Es contacto puro entre colosos, fuerza, habilidad e inteligencia en un deporte que, a su vez, es especialmente elegante. Y el trabajo de estos gigantes es diario, rudo y callado, los focos de los medios no les acompañan con la constancia del fútbol, el tenis o la fórmula 1. No se puede decir que estén "olvidados", porque las competiciones de balonmano tienen su repercusión en España, pero está claro que siguen en segunda línea.

¿Por qué te cuento esto, colega de andanzas? Pues

Ene

21

2013

0
Comentarios

Que nadie se frote las manos

por

Estimado Sancho: hoy me han preguntado qué es lo que pienso sobre el caso Bárceñas, del cual estarás sobradamente informado, estoy seguro de ello. Pues bien, lo que pienso es que si se confirma todo lo que hay sobre la mesa, efectivamente la cascada de dimisiones por omisión debe sucederse en la misma proporción a los nuevos nombres que se sienten en el banquillo y sean condenados. Incluso la omisión es punible jurídicamente. He escuchado a Torres Dulce (Fiscal General del Estado) hablar del trabajo de la Justicia y de la presunción de inocencia. Ya tenemos ejemplos de corrupción política a cascoporro, pero precisamente nosotros debemos demostrar que sabemos convivir en democracia y esperar a que los tribunales hagan lo que tengan que hacer. Es verdad también que se ha conseguido con dudosas decisiones pasadas y presentes que la desconfianza ciudadana llegue hasta las tripas de los juzgados, pero si entro personalmente en esa rueda sólo querré salir corriendo y ya no quedará nada más que la ley de la selva.


Dicho esto, trato personalmente con muchos políticos (concejales, diputados, miembros de gobiernos, etc) y a buena parte de ellos los conozco muy de cerca. Sé cómo es su día

Nov

27

2012

0
Comentarios

El mesías caído en desgracia

Por Olivier Vilain de La Figuera

por

Estimado Sancho, pasan los días y las semanas como centellas, tan pronto vivimos los calores del verano, como las luces navideñas ya plagan los escaparates. Es, nada menos, que una forma de disculparme por el tiempo que llevo sin dedicarte unas líneas, que siempre mereces y en demasiadas ocasiones no cumplo. Por estas tierras andan las cosas revueltas, no puede ser de otra manera. Pero también he de decirte que la marejada no pasa de esa denominación ya que apenas a unas leguas de aquí, las olas son de fuerte marejada. Porque en lo político, que debiera ser la ciencia de gestionar los designios de los ciudadanos, da la sensación de que se ha llevado un tifón el sentido común de algunos dirigentes en la vecina Cataluña. Te habrán llegado los ecos de las elecciones de esta comunidad, promovidas por un presunto mesías caído en desgracia tras la decisión de las urnas. Ha perdido un buen porcentaje de los apoyos. Y en mi opinión, el mesías caído en desgracia no supo predecir que sus convecinos creen en la política y no comparten la llamada “desafección”. Todo lo contrario, estimado Sancho, fueron en tropel camino de las urnas, dando una lección