Página principal | Especiales | Aragón solidario | Voluntariado y profesionalización, una evolución con valor añadido para las ONG de Cooperación al Desarrollo

SOLIDARIDAD

Voluntariado y profesionalización, una evolución con valor añadido para las ONG de Cooperación al Desarrollo

Voluntariado y profesionalización, una evolución con valor añadido para las ONG de Cooperación al Desarrollo

La Federación Aragonesa de Solidaridad destaca la importancia de las personas voluntarias en las organizaciones que trabajan por la Justicia Social y los Derechos Humanos “con corazón y formación”

 

​Zaragoza, 5 de diciembre de 2016. Empezar con el corazón y continuar con la formación es el camino natural que siguen las personas voluntarias que se comprometen con las ONG que trabajan por la justicia social y los Derechos Humanos. Hoy lunes, Día Internacional del Voluntariado, la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS), que integra a 50 ONG de Cooperación al Desarrollo no sólo quiere dar las gracias al voluntariado, sino que además quiere poner en valor la importancia de cómo ha evolucionado a lo largo de los años. ”Junt@s evolucionamos”, el lema de la campaña de sensibilización emprendida este año por la FAS, es un llamamiento que pone el foco en la suma de esfuerzos desde todos los ámbitos, en la conexión de todas las personas que sienten la necesidad de ayudar y colaborar para cambiar y mejorar el mundo.

 

Hace más de veinte años, cuando nacieron las ONG, todas las personas eran voluntarias y casi no existía la profesionalización. El voluntariado era espontáneo, motivado por el corazón y por la rabia que producen las injusticias. Se defendían causas como el 0,7% con intensidad, pero sin tener claro qué había que hacer para conseguirlo. “Hoy en día, ser voluntario es una responsabilidad” subrayan desde la FAS, “y esto hace que quienes colaboran en las ONGD -ONG de Cooperación al Desarrollo- se hayan especializado formándose y adquiriendo experiencia y conviviendo con profesionales que trabajan y cobran un salario”.

 

La FAS destaca que las figuras de voluntario y profesional no son excluyentes, sino que ambas son importantes, necesarias y complementarias. Muchas personas que trabajan en las ONG de Cooperación al Desarrollo se sienten orgullosas de desarrollar su labor en algo en lo que creen y poder dedicar su esfuerzo laboral diario a hacer del mundo un lugar mejor. Tanto voluntarios/as, como profesionales de las ONGD trabajan desde el convencimiento de que es necesario luchar por los derechos humanos y la justicia y cada persona elige cómo.

 

Desde que surgió el 15M se abrió el debate de quiénes eran los catalizadores de los cambios hoy en día; las organizaciones que se han profesionalizado han conseguido alcanzar buenos niveles de gestión tal y como se les exigía, pero en el camino, la mayoría ha perdido capacidad de movilización ciudadana. "Hay demasiadas campañas para un número relativamente pequeño de militantes”reconoce la FAS “pero hemos aprendido del error, nos habíamos metido en un círculo de burocracias que nos llevó a perder ilusión, capacidad movilizadora y la confianza en que las personas tienen el poder”. Ahí es donde el voluntariado ha tenido un papel fundamental ya que “gracias a él y a los movimientos sociales se ha recuperado la frescura de la calle y el posicionamiento político de las ONGD”.

 

 

Por eso, especialmente hoy en el Día del Voluntariado, pero también cada día y por cada paso que se avanza, el mensaje “Junt@s evolucionamos" tiene especial relevancia para la Federación Aragonesa de Solidaridad: “porque las ONGD damos mucho valor a que la espontaneidad del voluntariado y la experiencia y la aportación de todas y todos, nos han hecho crecer, reinventarnos y cooperar entre nosotras”.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0