Página principal | Especiales | Campanas | Breve disertación sobre la campana de Velilla en Cuarto Milenio

Por Ignacio Navarro Gil

Breve disertación sobre la campana de Velilla en Cuarto Milenio

FOTO: www.ikerjimenez.com FOTO: www.ikerjimenez.com

El pasado domingo cuatro de mayo las campanas de Velilla fueron protagonistas del programa de televisión de Cuarto Milenio, de la mano de mi buen amigo, compañero y mejor periodista Paco Pérez Caballero, dirigido por el genial Iker Jiménez y con la admirable recreación de la campana milagrosa a manos del avezado Juan Villa.

Resulta curioso pensar que estas campanas llegaron a ser las más famosas del mundo conocido, donde en esta historia se juntan reyes, papas, misterios, milagros, confabulaciones, rituales, poder, miedo, silencio, verdad…y a día de hoy resulta ser el gran desconocido fuera de las fronteras de esta localidad. Posiblemente se debiese al descuido y desinterés de tiempo atrás, cuando se dejaron de registrar sus toques, se perdieron documentos o simplemente ya no se les prestaba la misma atención. 

¿Realmente pueden volver a tocar sin intercesión de mano humana alguna? Llámenme loco, pero, ¡por qué no van a tañer solas estas y otras campanas! Posiblemente hayan tañido hace poco tiempo, pero ya no las escuchamos, no les prestamos atención, o simplemente esos anuncios proféticos los consideramos un molesto e inoportuno sonido que interfiere en nuestra ocupadísima y fugaz vida, donde no muchos se detienen a valorar y admirar el inevitable paso del tiempo.

Y a ver quien es el valiente que si la escuchase tocar sola, lo manifestase públicamente para ser señalado como perturbado, demente o majareta. Seguramente yo tampoco me atrevería a declararlo, y como bien reflexionaba Juan de Quiñones en 1625 “de su toque, confieso que he discurrido, arguyo y disputo en este papel, pero no me atrevo a decir ni afirmar a que mire lo cierto de su movimiento, y así lo dejo a Dios, a quien nada le es oculto, que lo juzgue y luego lo declare”.

Espero que esta difusión televisiva internacional por las Españas sirva para apreciar y admirar la portentosa historia de las campanas de Velilla de Ebro, que los diarios del pasado siglo titulaban: “España, deberá de estar eternamente agradecida a sus toques”. 

Como bien saben, en ocasiones la evolución hace el olvido y lo moderno acalla a lo antiguo.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00