Campanas

Dic

02

2014

0
Comentarios

La campana de Dhammazedi a día de hoy

Por Ignacio Navarro Gil

por

La campana de Dhammazedi a día de hoy

Elevado es el número de personas que han intentado e intentan rescatar de los fangosos fondos de la zona la espectacular campana de 300 toneladas de peso.

A día de hoy se sabe con certeza que la campana se encuentra en un punto concreto, entre dos grandes barcos holandeses: el “Komine” y el “Koning David” y por supuesto junto al galeón de Brito.

En el año 2000, el gobierno birmano encarga al inglés Mike Hatcher el intento de recuperar la campana y se acuerda realizar el proyecto con grandes empresas internacionales, e incluso el afamado actor Richard Gere, dedicó gran parte de su tiempo a recaudar fondos para este singular rescate.

Desde el año 2000 encontramos 7 proyectos diversos para rescatar la campana, el problema se encuentra en que está situada bajo varios metros de fango y la tarea no es nada sencilla.

El último macro proyecto comenzó su andadura en el año 2012 y todavía sigue vigente a día de hoy con un presupuesto que supera los 10 millones de dólares, que consiste en colocar diversas plataformas en las orillas y una última semejante a una petrolífera en mitad de la desembocadura del río para poder alzar la campana

Jul

28

2014

0
Comentarios

¿Qué ocurre al intentar robar la campana más grande del mundo?

Por Ignacio Navarro Gil

por

¿Qué ocurre al intentar robar la campana más grande del mundo?

La campana del Rey Dhammazedi se concluyó su fundición el día 5 de febrero del año 1484, y fue un regalo para la pagoda de Shwedagon, situada en Rangún, la antigua capital de Birmania. Es la pagoda más sagrada para los budistas, culminada con su espectacular estupa de 100 metros de altura, recubierta de un perfecto y brillante baño de oro. 

No debió de ser tarea sencilla la fundición de aquella campana con 8 metros de diámetro, e incluso el astrónomo real recomendó posponer la fecha de fundición, debido a que la constelación conocida como “Cocodrilo” no se encontraba en su alineación correcta y la campana no produciría la acústima correcta.

Y así fue, la campana resultó un tanto ronca y desagradable pese a las grandes cantidades de oro y plata vertidas en los inmensos crisoles. 

A comienzos del siglo XVI, exploradores y comerciantes europeos, comenzaron a llegar a la zona baja de Birmania y entre ellos se encontraba la figura principal y causante del hurto de esta campana, Felipe de Brito e Nicote, un afamado mercenario lisboeta conocido como Nga Zinga qué llegó a declarar la independencia del rey Arakanese en 1603 y estableció el dominio portugués en la

Jul

03

2014

0
Comentarios

¡Prepárense campanas, la amenaza ha llegado!

Por Ignacio Navarro Gil

por

El verano está a la vuelta de la esquina, muchos de los que viven en los núcleos urbanos se van a los pueblos a descansar y desconectar de la ajetreada vida diaria. Desde el primer momento, a raíz de la primera noche, comienza un peligroso conflicto con unos extraños seres de metal llamados “campanas”. ¿Por qué? Porque sencillamente molesta y su sonido perturba el descanso, ¡ojo! no a todos, pero sí a un gran número de adeptos.

El problema suele llega a tal extremo de que no es solamente cuando marca las horas por las noches, sino durante el día, y a partir de ese momento deciden iniciar una guerra abierta contra estos instrumentos, que desgraciadamente en la mayoría de los casos concluyen victoriosos los quejosos.

Estos instrumentos, nos guste o no, son los primitivos medios de comunicación locales, que muchos de ellos llevan más de 500 o 600 años pendiendo de los ventanales de las torres, midiendo y calculando el inevitable paso del tiempo y ahora llegamos nosotros y los silenciamos. Lo más curioso de los casos es que los habitantes de la localidad en ningún momento se quejan por su sonido, todo lo contrario, son necesarios para su

Jun

16

2014

0
Comentarios

La campana y el ritual de fundición

Por Ignacio Navarro Gil

por

La campana y el ritual de fundición

Cuando en antaño se fundía una campana, no era algo tan vacío como pueda parecer verte el bronce del crisol al molde, no era un encargo cualquiera, era fundir y crear la voz de Dios.

El fundidor, cuando tenía que formar una importante campana, debía de estar completamente libre de pecado, para que ninguna fuerza del maligno interfiriese y de este modo poder crear con sus manos y sabiduría el instrumento musical más sagrado y perfecto, para ello debía de ser confesado, para recibir el perdón por sus pecados.

Durante tres días se ofrecían eucaristías por la correcta fundición del metal, por el buen hacer del artesano.

En el momento de la fundición, que habitualmente era en algún corral o patio cercano a la Iglesia (aunque en ocasiones se fundía a pie de torre), acudían en procesión hasta el lugar los miembros del Cabildo, encabezada por la cruz parroquial y revestidos con las más esbeltas dalmáticas y ternos chapados mientras entonaban cánticos como el “Veni Creator Spiritus”. Al llegar al lugar donde se encontraba el molde de la campana, bendecían el agua y la sal para asperger sobre el metal incandescente. En aquel momento comenzaba el cántico del Kyrie, seguido

Jun

10

2014

0
Comentarios

El Abad de Alquézar

Por Ignacio Navarro Gil

por

El Abad de Alquézar

En el año 1997, Chema Gutiérrez Lera nos acercó una nueva leyenda de campanas misteriosas, en esta ocasión viajamos a 123 kilómetros de Zaragoza, hacia la Comarca Somontano de Barbastro.

 Cuenta la leyenda, que la campana de la Agonía en Colegiata de Alquézar es tañida por el espíritu del Abad en el momento de su fallecimiento.

Uno de los testigos de los prodigiosos hechos, fue Casimiro Casalera, nuevo campanero de la localidad, en uno de sus primeros días ejerciendo su profesión, subió a la torre y durante su ascenso comenzó a escuchar como la campana grande tocaba “a muerto”.

Presa del pánico, ya que nadie había en el campanario, pensó en bajar a tierra firme para avisar al primer vecino que encontrase, pero se armó de valor y decidió subir para ver con