REAL ZARAGOZA

Cuando encima se gana

Cuando encima se gana

 

Tras la semana del Pilar el Real Zaragoza aumenta la eficacia de su buen juego. La semana comenzó con la victoria en Soria, continuó con otra en Lorca y concluyó con el buen empate cosechado ayer en la Romareda. Siete puntos de nueve posibles.

 

En la tarde del domingo los de Natxo González realizaron un gran partido ante un rival con una gran plantilla. El entrenador vitoriano está realizando una magnífica gestión de la plantilla pues resulta difícil acertar el once inicial de cada partido. Son muchos los jugadores que están contando para el entrenador.

 

Ayer era el turno de Papu. Partió como titular por primera vez en liga y aunque Gaizka Toquero tiene ese factor carismático que enchufa a una afición, nadie echo de menos al vitoriano. Más intermitente y con menos protagonismo que cuando ha salido desde el banquillo, la realidad es que el georgiano tuvo enfrente a Clerc, uno de los mejores laterales de la categoría y no se arrugó frente a él.

 

Además, volvió al lateral Alaín Oyarzun. Está claro que el entrenador cuenta con él para ocupar esta demarcación sin mostrar ningún complejo en sentar a Ángel. Tirando de oficio y rasmia en las acciones defensivas, pero demostrando la zurda que tiene a la hora de incorporarse al ataque. Junto con Delmás, el donostiarra forma una pareja de laterales inesperada y que habrá que ver cuánto durará.

 

Colosales y magníficas vienen siendo también las actuaciones de la pareja de centrales. En especial Diogo Verdasca el cual crece jornada a jornada y goza ya de la simpatía de los aficionados más escépticos. El joven central portugués formo parte de los onces de las jornadas ocho y nueve.

 

Otra figura importante e inexistente en los últimos años es la de un organizador de juego. Este año Iñigo Eguaras desempeña esta labor tan importante en el fútbol moderno. Su visión futbolística funciona una velocidad por encima de la del resto, la decisión la tiene tomada antes de que le llegue el balón. Junto con Zapater parece que forman una pareja muy completa en el centro del campo, capaz de realizar un fútbol de toque y que ya enamora a la afición.

 

Más allá de las novedades en el once, este año la plantilla del Real Zaragoza cuenta con una unión total con la afición. Zaragoza siempre ha sido una ciudad futbolera, pero no hay que olvidar que en junio era una afición destrozada. Tras años deambulando por la Segunda División, sin identidad, sin idea de juego y, sobre todo sin sentimiento, parece que este año se ha recobrado todas esas facetas y con ello la idea de equipo. El conjunto blanquillo sabe a lo que juega, además no es un juego sencillo y directo, sino que quiere la pelota y la mueve con inteligencia. En esta quinta temporada en la categoría de plata del fútbol español, la afición ya no solo anima, sino que disfruta y sonríe con su equipo. No cabe duda de que el pasado domingo se vivió una noche de fútbol como antaño, de Zaragocismo en vena.

 

Así pues, el Zaragoza ya gana, ya es fuerte defensivamente, juega un buen fútbol y además cuenta con una de las masas sociales más potentes de La Liga 123. Toca viajar a Sevilla donde se enfrentará a un equipo muy joven y con muchas ganas. Se gane o se pierda el Zaragoza se presenta como una banda de música bien afinada capaz de dar grandes conciertos y que seguro no dejará indiferente a nadie. A medio plazo este grupo tiene el éxito asegurado.

 

 

Jorge Urriza

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00