REAL ZARAGOZA - OPINION

Capaces de reaccionar

FOTO LFP.ES FOTO LFP.ES

Trágica noche la vivida en Huesca el pasado lunes por la noche. La afición zaragocista vivió un bochorno típico de temporadas pasadas. Una imagen absolutamente inexplicable y que poco tiene que ver con lo que venía demostrando este equipo.

Nada más acabar el partido, el técnico Natxo González reconocía su parte de culpa en rueda de prensa. La defensa no estuvo a la altura, y aunque parte de la afición hubiese alineado a Benito, la decisión fue equívoca. Lo más sorprendente de toda la alineación titular se lo encontraron los seguidores en el centro del campo. Ni Eguaras ni Febas se encontraban entre los elegidos, y para más inri, el navarro vería el partido desde la grada. La afición expresaba su incomprensión en las redes sociales, creyendo en el equipo, pero sin entender el porqué de dicha decisión. El devenir de partido iría dando la razón a los hinchas blanquillos. Más allá de la alineación, los once elegidos no estuvieron al nivel necesario para jugarle de tú a tú a esta SD Huesca. Así lo reconocía el propio Gaizka Toquero con gran altura de miras, vergüenza afirmaba el jugador vasco.

Una vez más el Real Zaragoza encajó a balón parado. Una de las facetas más importantes del fútbol de Segunda. Es cierto, el equipo no había tenido excesivo tiempo para prepararlo debido al calendario, pero esta vez, tras nueve días sin tener ningún partido parece que esa excusa no vale. Despropósito desde el inicio del choque en todas su fases y facetas, no se tuvo el día y no se dio la cara como se venía viendo en encuentros anteriores. Natxo, como ya hemos subrayado antes, entona el mea culpa y seguramente tiene en mente lo que todos. Los buenos al campo y Eguaras es a día de hoy imprescindible si el Zaragoza quiere tener la pelota y practicar el fútbol al que nos tenían acostumbrado.

El Real Zaragoza sigue zarandeándose por segunda, y ha conseguido ganar solo tres partidos. Hay que ser conscientes de que ayer tan sólo se perdieron tres puntos más, y que la SD Huesca demostró la superioridad y el buen juego que viene practicando esta temporada. Caer derrotados no es un escándalo. Fueron mejores que nosotros y sólo queda preparar el partido del sábado. El técnico vitoriano ya conoce a sus jugadores y sabe cómo hacerlos funcionar, hay que estar seguros de que este error no se volverá a cometer.

La situación en la tabla no es escalofriante, pero sí chirría. La afición zaragocista ha actuado con mucha paciencia durante esta temporada. Una cualidad que debe seguir acompañando a lo largo de todo el año si queremos que los jugadores no bajen los brazos. Es el momento de ganar, ahora sí, los seguidores le piden a su equipo una victoria. Las buenas sensaciones y el buen juego no serán capaces de contentar este próximo sábado. Bufandas abrochadas, gargantas afinada, este sábado solo una opción, ganar.

Jorge Urriza

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00