REAL ZARAGOZA - OPINION - JORGE URRIZA

Tres puntos eficaces

Foto Jorge Urriza Foto Jorge Urriza

 

El Real Zaragoza tenía en la tarde del sábado una cita importante. Tras la derrota en Huesca, visitaba la Romareda otro equipo de la parte alta de la clasificación.

El partido dejó muchas dudas, sacó a la luz nuestras debilidades. pero se ganó. Y eso es lo que más importa. Tal y como decíamos la semana pasada, ya no sirven de nada las sensaciones, solo valía ganar.

Febas frotó la lámpara y apareció el genio y Borja volvió a bailar entre los centrales como Johnny Castle en Dirty Dance. Eficacia y eficiencia a partes iguales, el Real Zaragoza lo pasó mal y, además, dejó que le remontaran un dos a cero. Seguro que Natxo tomó buena nota del juego de sus futbolistas y junto con los jugadores serán capaces de traer el buen juego al equipo.

El técnico vitoriano volvió a sorprender con la alineación. La pareja de centrales era una de las incógnitas que la afición esperaba con ahínco, muchos eran los que hacían sentir la necesidad de ver jugar a Grippo junto a Mikel. Para sorpresa general, fue el vasco el que se quedó fuera, y Verdasca y el suizo comenzaron como titulares. Parece que el mal partido en Huesca le pasó factura al ex de la Real. Es habitual entender la función del entrendor bajo la aplicación de la regla no escrita de “los buenos al campo”. En lo personal, pienso que esta llamada de atención puede ser positiva para el central vasco. Mikel vino para ser un líder, para ser un káiser, mandar y demostrar lo que es; uno de los mejores centrales de Segunda. El Mondragón esta un peldaño por debajo del nivel esperado y de él depende subirlo, lo hará.

Además, volvieron Febas y Eguaras al once titular. El equipo lo notó pese a que los vallecanos se comieron el centro del campo. El navarro no jugó un gran partido en lo personal, pero es esencial para el buen juego de este Zaragoza, el equipo lo necesita su mejor nivel. Por su parte Aleix Febas sacó la varita mágica. El Brujo de Lérida desquició a los jugadores del Rayo Vallecano. Volvieron sus endiabladas carreras esquivando rivales que solo se pueden parar a base de faltas. El “14” es uno de esos jugadores que te entran por los ojos. Conducciones vertiginosas, movimientos de piernas con la rapidez y la habilidad de los grandes malabaristas del balón. Te enseña la pelota, vas a por ella, ya no está. Es asombroso ver jugar al catalán, a la Romareda le gusta. Gran partido y gol en su haber personal.

Arriba el gallego Borja Iglesias volvió a dar un clinic de todo lo que tiene que hacer un delantero centro. Una vez más, se dejó el alma por el equipo, dio alarde de la calidad que atesora en sus botas e hizo ver al menos elocuente de los aficionados blanquillos que es uno de los mejores delanteros de la categoría. Corrió, aguantó la pelota, se pegó con los centrales y asistió. Sin lugar a dudas, el mejor compañero para El Brujo de Lérida es El Guerrero de Santiago. Siempre en mi equipo.

La tercera gran noticia del partido estuvo en el fútbol de Jorge Pombo. El canterano ha recuperado la sonrisa y ya está aquí para poner su fútbol al servicio del equipo. Nunca se cansó de trabajar, no bajo los brazos y ayer entró al partido enchufado y encontró la recompensa del gol. Se volvió a ver al Pombo de la pasada temporada y se esfumaron los fantasmas de este inicio de temporada.

El próximo viernes el Real Zaragoza viaja a tierras almerienses donde los tres puntos vuelven a ser el objetivo y, a poder ser, acompañados de una mejor imagen

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0