Página principal | Especiales | Reportajes | Toda la información acerca de los créditos rápidos

Toda la información acerca de los créditos rápidos

Toda la información acerca de los créditos rápidos

“Las posibilidades de pedir créditos y que fueran aprobados siempre han sido reducidas. Sin embargo, los créditos rápidos son una nueva modalidad mucho más sencilla y fácil de obtener”.


Desde hace algún tiempo, el hecho de pedir créditos siempre ha sido un verdadero dolor de cabeza. Principalmente, debido a que los bancos necesitan constatar que las personas cuentan con los requisitos necesarios para poder devolver el dinero prestado; ya que obviamente no quieren arriesgar su dinero al prestárselo a cualquier persona.


A parte, también el papeleo engorroso es un factor que dificulta el proceso y lo hace mucho más tedioso. Sobre todo cuando necesitamos pedir un crédito para algo específico, por un monto relativamente bajo o medio y que tenemos la posibilidad de pagar en cuotas específicas que escogeremos con la entidad según nuestros ingresos.


Por esas dos razones iniciales, los créditos rápidos han tenido una gran aceptación en la población, ya que son fáciles de pedir, diseñados para gastar en lo que deseamos y sin necesidad de tanto papeleo. Además, contamos con cómodas cuotas. A continuación te explicaremos qué son, cómo funcionan y qué beneficios tienen frente a otros.


Definición y funcionamiento del crédito rápido


Este tipo de créditos no es más que una modalidad de los ya conocidos, es decir, se trata del mismo procedimiento (solicitar, obtener el dinero y devolver en cuotas con intereses); sólo que los montos son reducidos o diseñados para planes específicos, no se necesita hacer un extenso papeleo y en algunos casos podemos encontrar algunos sin buró de crédito. Esto último se refiere a cuando la entidad no hace uso de tu historial crediticio como un criterio que afecta en la aprobación o negación del mismo.


Su funcionamiento –como mencionábamos-, es el exactamente igual con los cambios escritos. Sin embargo, nunca está de más una breve explicación para aquellos desinformados del tema.


La idea de los créditos rápidos es que una persona pueda obtener dinero rápidamente al solicitarlo a una entidad financiera para hacer el pago que necesite, es decir, la persona puede elegir libremente en qué gastar el dinero o escoger un plan para un gasto específico. Sin embargo, la mayoría de créditos rápidos están destinados a un único objetivo: solicitar el dinero rápidamente y devolverlo lo más pronto posible.


Existen muchas entidades que ofrecen este servicio en el territorio español, las cuales ofrecen distintos límites de solicitud de dinero y de tiempo para pagarlo. Si por ejemplo, necesitas 500 euros para un gasto sumamente necesario, podrías solicitar el crédito y establecer un período de un mes para devolverlo. Aunque deberás tener en cuenta que normalmente los intereses suelen ser un poco más altos de lo normal, pero realmente vale la pena para salir de un apuro.


¿Cuáles son los requisitos para pedir un crédito rápido?


Existen algunos requisitos que deberemos cumplir para solicitar este tipo de crédito. Entre ellos podemos encontrar:

·         Para solicitar el crédito solo necesitas cumplir con los requisitos básicos: ser mayor de edad, comprobar la fuente de ingresos y no tener deudas en otras entidades.

·         Ser Español o vivir legalmente dentro del territorio, es decir, las personas con NIE también son capaces de solicitar un crédito rápido.


Ventajas de pedir un crédito rápido



·         Recibir el dinero rápidamente para hacer el pago que sea necesario sin necesidad de hacer papeleo ni tener avalista o hacer un depósito de garantía.

·         Recibirás una respuesta (aprobación o negación) en cuestión de minutos; por lo que podrás probar en distintas entidades en un mismo día.

·         Al principio habrá un límite para pedir dinero. Sin embargo, luego tendrás la posibilidad de incrementar el dinero a solicitar y tiempo a pagar a medida que se utilice el servicio.

·         No importa si tienes créditos en otra entidad, de igual forma podrás solicitar un crédito rápido en cualquier otra que te ofrezca lo que necesitas.

 

·         El dinero se recibe según la disponibilidad del banco que posea el cliente. Sin embargo, una vez que haya sido aprobado, podrás obtener el dinero en un plazo máximo de 48 horas.


Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00