Página principal | Especiales | Reportajes | Motivos por los que solicitar un crédito rápido sin documentación ni papeleos

Motivos por los que solicitar un crédito rápido sin documentación ni papeleos

Motivos por los que solicitar un crédito rápido sin documentación ni papeleos

Cada vez son más las personas que confían en las ventajas del crédito rápido online como herramienta financiera para solucionar sus imprevistos o urgencias económicas, en gran parte debido a su rapidez y anonimato.

Una de las mayores ventajas de solicitar un crédito rápido es que no necesitamos aval ni aportar nuestra nómina, pudiendo incluso ser desempleados. Tampoco tienen en cuenta si estamos en alguna lista de impagos como ASNEF. Son menos de 10 minutos los que hacen falta para rellenar la información que nos solicitan – básicamente identidad y número de cuenta bancaria -  y, en la mayoría de los casos, dispondremos de nuestro crédito online en la cuenta prácticamente en el momento. 

DIFERENCIAS CON LOS PRÉSTAMOS BANCARIOS

Es importante distinguir las características de estos minicréditos y los tradicionales préstamos bancarios, cuyas finalidades son diferentes. Por un lado, los créditos online están destinados a solventar imprevistos económicos pequeños con la idea de que la cuantía prestada sea devuelta un plazo inferior al mes. Multas con las que no contábamos, reparaciones pequeñas de vivienda o vehículo o visita urgente al dentista, son algunos de los ejemplos que ilustran porqué podríamos necesitar un crédito rápido. Las cuantías a solicitar no son elevadas y oscilan entre una horquilla media de entre 75 y 900€, mientras que en los préstamos bancarios tradicionales las cantidades solicitadas suelen de a partir de 2000€.

Otra diferencia de las compañías de minicréditos, cada vez más aceptadas por los usuarios, es que no son sociedades de valores, ya que en su mayoría no tienen relación directa con los mercados y su negocio base no es la captación de depósitos. Pero posiblemente, lo que más atrae a los consumidores a la hora de pedir un crédito rápido, es la discreción que ofrecen, pues evitan los conocidos trámites de documentación y papeleos que nos solicitan en las entidades bancarias. No tenemos en ningún momento que indicar el motivo por el que solicitamos nuestro crédito y en pocos minutos contaremos con el dinero. Sin embargo, los bancos tardan varios días en conceder préstamos y siempre piden información sobre su objetivo. Debemos tener en cuenta que los préstamos bancarios están más destinados a inversiones mayores, como compra de un vehículo, estudios de posgrado, reforma de la vivienda o inicio de un nuevo negocio.

ELECCIÓN SEGÚN NECESIDADES

Cada vez existen más empresas que ofrecen créditos online, hasta el punto de que ya podemos investigar vía online cuál es el que más nos conviene, porque ya existen comparadores de créditos rápidos que, en función de nuestras necesidades nos indican los más ventajosos para nosotros, en función de pago de intereses, periodo de devolución y cuantía a solicitar. Por ejemplo, el crédito online de Quebueno nos garantiza que el total a devolver, incluyendo los intereses, no cambia en ningún momento. Desde el principio, y en función del número de días elegidos como tope para reintegrarlo te indicarán que cantidad de intereses deberás abonar.  Otra bondad de este crédito rápido es que, si lo devuelves antes de la fecha que indicaste al solicitarlo, solo abonarás el interés que corresponda hasta esa nueva fecha.

Valentina es una trabajadora autónoma que necesita su moto para trabajar y normalmente cobra sus facturas la primera semana de mes. Estamos a 1 de junio y su moto se ha quedado parada en un semáforo, ya no arranca más… Ella no puede trabajar sin su moto porque tiene una empresa de envíos y necesita arreglarla urgentemente. Cuando ocurre este imprevisto, Valentina aún no ha cobrado sus facturas y sabe que la mayoría de sus clientes se van a retrasar en el pago. Antes de ir al taller se acuerda de que su prima le habló de los créditos rápidos. Se mete en la web y solicita 300€, como sabe que en cuatro días ya le habrán pagado cuatro facturas importantes, calcula el importe que deberá devolver y en su caso serán 311,88€. Es decir, 11.88€ de interés.

URGENCIAS O IMPREVISTOS

El caso de Valentina nos puede pasar a todos, no solo en el ámbito laboral, si no también debido a urgencias de salud, como es un dolor de muela infernal, e incluso a nivel personal. Este mes no nos hemos controlado con los gastos y nos hemos quedado sin dinero un poco antes de cobrar la nómina, pero mañana es el Día de la Madre y no podemos perdonarnos no tener un regalo para ella.

 

Sin embargo, las empresas de créditos rápidos online recomiendan que éste no sea nuestro modo habitual de financiación. Es recomendable que sólo usemos los créditos rápidos en caso de urgencias o imprevistos económicos. No obstante, todos podemos necesitarlos en algún momento y constituyen una adecuada solución si los usamos responsablemente, al evitarnos papeleos y trámites ineficaces, por su rapidez y por el anonimato y discreción que nos garantizan.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00