Página principal | Especiales | Reportajes | Por qué las puertas seguras son una buena idea

Por qué las puertas seguras son una buena idea

Por qué las puertas seguras son una buena idea

Las salidas de nuestro hogar, especialmente si se trata de vacaciones, son momentos clave para que los ladrones aprovechen a echar un vistazo a la casa. El verano suele ser la época del año en la que se registran más número de robos, por lo que si no se quieren recibir visitas inesperadas es aconsejable instalar puertas seguras.

Aunque los ladrones se las ingenian muy bien para entrar en casa por cualquier parte que dé al exterior, la primera intención de todos es entrar por la puerta. Por ello, lo aconsejable es blindar las puertas, de manera que el ladrón no tenga opción de forzar para entrar. Las puertas blindadas se caracterizan por ser aparentemente de madera, como puertas cualquiera, pero revestidas en su interior con acero de diferentes grosores, de forma que se obtiene una puerta robusta y de gran solidez.

Este tipo de puerta es recomendable que además incorpore dos cerraduras seguras, de las cuales, al menos una de ellas debería poseer el certificado A2P, sinónimo de seguridad. Como este tipo de cerradura se clasifica por estrellas, cuantas más tenga mejor y mayor resistencia poseerá.

Por otro lado, muchos optan por el hierro para proteger la puerta de la entrada de ladrones. Ya sean rejas de hierro colocadas por delante de la puerta o puertas de hierro, estas también son siempre una buena opción para prevenir robos.

Las viviendas más vulnerables a la entrada de ladrones suelen ser los chalets, casas en parcelas y pisos de planta baja. En estos últimos, los robos suelen producirse a través de las ventanas porque las puertas suelen ser portales para acceder al resto de pisos y puertas que componen el edificio. Es por ello, que lo aconsejable en este tipo de vivienda es reforzar las ventanas con rejas de hierro, para que, incluso meter una mano o brazo, sea complicado.

En los chalets y casas bajas, como las que podemos encontrar en pueblos, lugares costeros o parcelas, se aconseja reforzar tanto las puertas como las ventanas, ya que cualquier entrada al hogar termina estando al alcance del ladrón. En cualquier caso, la puerta blindada siempre es la opción más socorrida y para las ventanas las rejas y cristales de doble lámina.

Aunque protejamos la vivienda con la mejor seguridad, lo cierto es que los ladrones tienen todo calculado y muy planeado como para ingeniar formas con las que saltarse toda la seguridad existente en la vivienda sin llamar la atención. Por ello, la Guardia Civil ofrece una serie de consejos para evitar robos sea cual sea la vivienda y la seguridad que la protege.

 

Entre tantos consejos, algunos muy lógicos y comunes, destacan recomendaciones como dejar ropa tendida en caso de ausencias no muy largas, no dejar dinero y otros objetos de valor dentro de casa, anotar el número de serie de los electrodomésticos y aparatos eléctricos de los que se dispone o fotografiar las joyas que se tienen.  Son pequeños detalles, que aun pareciendo absurdos, cuentan mucho a la hora de proteger la vivienda.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

0