Página principal | Especiales | Empresas | Imprenta online, ¿cómo trabajan?

Imprenta online, ¿cómo trabajan?

Imprenta online, ¿cómo trabajan?

Más rápido. Más barato. Y con acabado profesional. El siglo XXI alcanzó también a la imprenta. Atrás quedaron las épocas en que había que acercarse hasta un taller, exponer las necesidades al encargado, esperar el presupuesto e ir a buscar el producto terminado. Hoy, la rapidez y comodidad de internet han permitido el desarrollo de la imprenta online.

Si casi todos son dueños de una PC y una impresora, ¿dónde surge la necesidad de una imprenta  virtual? Cualquiera que haya intentado un trabajo de impresión con apariencia profesional puede dar fe de que no puede hacerse en casa. La imprenta online pone a disposición del cliente un grupo de gente entrenada con un solo objetivo: cumplir con sus requerimientos en forma rápida, económica y con los estándares más altos de calidad. Y sin hacerlo salir a la calle.

¿Qué hay dentro de estas empresas? Al ser un sector con competencia fuerte, necesita administradores que generen una estrategia válida, generalmente la de elegir ciertos nichos donde especializarse: tarjetas, folletos, carteles (banners), ropa, etc. El elemento que le da vida a toda imprenta online son las impresoras. No es lo mismo imprimir un banner, que requiere una impresora de ancho considerable, que tarjetas, que necesitan una impresora láser. Para volúmenes grandes de documentos, se utilizará el servicio de impresora  offset. Pero, cualquiera sea el requerimiento tecnológico, siempre será de última generación: la calidad es clave para captar y retener clientes.

Otro aspecto importante es, por supuesto, el software disponible: desde programas informáticos simples, como los utilizados para diseñar tarjetas personales, hasta programas sumamente especializados, dedicados al diseño gráfico de alto nivel. Además, la imprenta debe presentarse con eficiencia, para lo cual necesita una página web amena, fácil de usar y atractiva. Es el rostro que se presenta al cliente que llega con un problema a resolver. También debe estar disponible el servicio de ayuda, el asesoramiento personalizado, la oferta de presupuesto rápido, ligada a formatos estándar y a medida, y la opción de conferencia por skype, si las formas online de comunicación no son suficientes.

Es imposible que este tipo de imprenta pueda funcionar sin un inventario variado. Carteles, fotografías, tarjetas, o cualquier ítem que se requiera, necesita estar impreso en un medio físico. La empresa debe contar con una gran variedad de papeles, cartulinas, telas, etc. que se ajusten al gusto, presupuesto y calidad exigida por el cliente. Tan relevante como el inventario son los sistemas de corte. Ya sean manuales o hidráulicos, la diversidad de productos obliga a contar con varias opciones de tamaños y formas para distintos gramajes de papel y soportes físicos.

Finalmente, como en todo negocio, existe un marco administrativo que gestiona desde la administración del personal hasta la cadena de suministros. También el software dedicado a la contabilidad, las ventas, los proveedores y los tiempos de entrega, integrados al sitio web de tal manera que permiten un registro de toda la actividad.

 

La imprenta online es el futuro, hoy. Y, tal vez, el sueño de Gutenberg.

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00