Página principal | Mediodía | Detectan trazas de lindano en las aguas de un ibón a 24 kilómetros de Sabiñánigo

Detectan trazas de lindano en las aguas de un ibón a 24 kilómetros de Sabiñánigo

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
El ibón de Sabocos está en Panticosa, a 1.905 metros de altitud. FOTO: COMARCA DEL ALTO GÁLLEGO El ibón de Sabocos está en Panticosa, a 1.905 metros de altitud. FOTO: COMARCA DEL ALTO GÁLLEGO

Los residuos de lindano de Inquinosa no solo han contaminado las aguas del Gállego: también podrían haberse expandido por vía aérea, según indican los análisis realizados por el Grupo de
Investigación de Ibones de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Boreas.

Este equipo detectó en 2012 la presencia de minúsculas trazas de distintos isómeros de HCH y compuestos orgánicos tóxicos (se trata de millonésimas partes) en las aguas del ibón de Sabocos, según explicó Alfonso Pardo, profesor de Geología de la universidad de Zaragoza y miembro del grupo de investigadores. Este trabajo analítico de precisión está liderado por la química Zoe Santolaria y forma parte de su tesis doctoral.

El ibón de Sabocos está situado a más de 24 kilómetros de Sabiñánigo, donde Inquinosa tenía sus instalaciones, y su altitud supera en más de un kilómetro a la de las antiguas instalaciones de Inquinosa en el Serrablo: 1.905 metros por 780.

Se trata, explicó Pardo, de un proceso de contaminación difusa en el que el viento aparece como la causa más probable de la difusión de la partículas o vapores contaminantes.

Este tipo de compuestos son volátiles y tienden a evaporarse a la atmósfera con el aumento de temperatura, son transportados por las corrientes de aire y al alcanzar áreas de mayor altitud y con baja temperatura del aire, precipitan, contaminando nuevas áreas a mayor distancia del foco. Los ibones, dado que sus aguas apenas tienen elementos disueltos, son lugares especialmente indicados para comprobar este tipo de procesos.

Para comprobar esta hipótesis, tras detectar la presencia de HCH en las aguas de Sabocos en 2011-12, el grupo ha planteado un proyecto en el que a lo largo de este año aprovechando las obras de Bailin. Aprovechando el movimiento de residuos al nuevo vaso del vertedero de Bailin, los investigadores del grupo “Ibones” han tomado muestras de las aguas de Sabocos en los meses de mayo, agosto y tienen previsto un nuevo muestreo en noviembre. Se trata de analizar el contenido del agua del ibón, antes, durante y después del movimiento de tierras, para comprobar si éste ha tenido alguna incidencia en el contenido de contaminantes orgánicos del ibón. De ser así, se reforzaría sustancialmente la hipótesis del transporte aéreo de HCH hasta zonas más alejadas y a mayor altitud.

QUEJA ANTE LA UE
Por otro lado, Chunta Aragonesista está estudiando la posibilidad de presentar ante la Unión Europea una queja por el episodio del lindano, cuya aparición en las aguas del Gállego ha obligado a suspender el suministro de agua de boca en varios municipios, a aplicar medidas preventivas en toda la cuenca y a poner en riesgo la explotación de infraestructuras hidráulicas como el embalse de La Sotonera.

Los nacionalistas consideran que la gestión de los residuos de lindano de Inquinosa puede llegar a infringir varias normas comunitarias. Entre otras, las referentes a salud pública, tratamiento de desechos industriales, protección de los consumidores y, también, la Directiva Marco del Agua.

 

Info

Duration:
minutes

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

4.20