Página principal | Mediodía | Nuevos análisis revelan que el lindano subió en los ibones con la obra de Bailín

Nuevos análisis revelan que el lindano subió en los ibones con la obra de Bailín

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Parece evidente que los nuevos picos de lindano registrados en el ibón de Sabocos tienen alguna relación con las obras de Bailín. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Parece evidente que los nuevos picos de lindano registrados en el ibón de Sabocos tienen alguna relación con las obras de Bailín. FOTO: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

La presencia de trazas de lindano en el ibón de Sabocos creció durante las obras de traslado de los lodos del viejo vertedero de Bailín a la nueva celda de seguridad, según han revelado nuevos análisis elaborados por el Grupo de Investigación de Ibones de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Boreas.

Este equipo de investigadores detectó hace dos años la presencia de trazas microscópicas de lindano en ese mismo ibón, situado en Hoz de Jaca, a 24 kilómetros de distancia de la antigua factoría de Inquinosa en Sabiñánigo y cuya altitud supera en más de un kilómetro (1.905 metros por 780) a la de esas instalaciones. Los expertos, tal y como indicaba la primicia adelantada por diarioaragonés.com y de la que luego se hicieron eco algunos medios locales, apuntaban al viento como el medio de difusión de esas partículas, procedentes, con casi total probabilidad, de esa fábrica.

Los resultados de una nueva campaña de toma de muestras efectuada el pasado mes de agosto ha revelado que el pasado verano se produjo un repunte de la presencia de algunos isómeros del lindano en las aguas del Sabocos. El grupo de investigación tiene previsto reunirse en los próximos días para estudiar estos resultados y para planificar una nueva recogida de muestras que prevé llevar a cabo este mismo mes de noviembre en cuatro ibones.

La primera detección del lindano, cuyo uso en la agricultura lleva diez años prohibido, no permitió a los investigadores determinar el origen de las trazas ni concretar en qué fecha llegaron a las aguas del lago pirenaico, uno de los menos sometidos a presión humana de toda la cordillera. Ahora parece evidente que los trabajos de traslado de los lodos tienen algo que ver con el repunte de agosto

LLUVIA EN BAILÍN, REPUNTE EN EL RÍO

Por otro lado, los resultados de los análisis efectuados la semana pasada en las aguas del barranco de Bailín y en el cauce del río Gállego por el Laboratorio de Calidad de las Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha revelado un repunte de la presencia de residuos de lindano en todos esos puntos tras el episodio de lluvias que registró la zona la semana pasada.

Fuentes del organismo de cuenca explicaron que esos resultados evidencian la relación existente entre la caída de precipitaciones sobre Bailín y el aumento del lindano en el río. La CHE reclama a la DGA que extreme las precauciones para evitar que las escorrentías del viejo vertedero sigan contaminando las aguas del Gállego.

El pasado lunes, un día después de que comenzara a llover sobre la zona, los técnicos de la CHE detectaron la presencia de 1,64 microgramos de isómeros alfa de lindano por cada litro de agua en la confluencia del barranco de Bailín con el Gállego, donde el residuo total era de 2,017. El miércoles, tres días después del inicio de las precipitaciones, la suma del residuo era de 0,24 en La Peña y de 0,25 en Ardisa. Se trata de muestras tomadas en el cauce, no en las redes de agua de boca.

 

Info

Duration:
minutes

Etiquetado como:

No hay tags para este articulo

Valora este articulo

5.00